Compartir en
10/04/18

Grupo Cariño te ayuda a elegir el color de tu coche: tendencias para 2018

Comprarse un coche, ese paso que, para el usuario medio, puede suponer un gran dilema. Adquirid un vehículo para muchos es una inversión para muchos años, por lo que hay que tener en consideración muchas cuestiones y, una de las más importantes, aunque parezca banal, es el color.  Por esto, desde Grupo Cariño te vamos a hablar de este asunto, ya que deberás convivir con la estética de tu coche durante algunos años.

Independientemente de tus gustos, el mercado marca tendencias en los colores. Cada firma automovilística tiene su propia paleta, pero esta no viene elegida al azar, sino que viene impuesta por los gusto de la moda de cada año.

Y, como en la moda ocurre, los colores no tienen por qué ser los mimos en todo el mundo. Si bien suele haber un sentir universal en colores como el blanco o el negro, los más demandados, es cierto que la demanda de tonalidades difiere según el continente.

Nos centraremos, cómo no puede ser de otra manera, en Europa, donde Grupo Cariño ejerce además su servicio de transporte de vehículos, de manera mayoritaria. En 2017, el top 5 de colores más demandados fue el blanco, el negro el gris, el plateado y el azul.

Sin duda, se trata de una serie de colores bastante práctica y convencional, puesto que, para obtener esta estadística se engloba toda clases de vehículos, desde los coches de lujo, hasta los compactos, pasando por los deportivos o las furgonetas, algo que minimiza la aparición de colores fuertes en la lista, además de que son los menos demandados.

En 2018, a pesar de que el color blanco está cayendo ligeramente, la tendencia básica es bastante similar. A los blancos y negros se le suma la elección del azul, un color cuya elección viene en auge.

En definitiva, a la hora de seleccionar un color para tu coche, Grupo Cariño recomienda:

Gusto personal: el color debe gustar lo suficiente como para que no te canses del coche en todo el tiempo que vayas a poseerlo.

Utilidad: en función del uso que vayas a darle al vehículo, decántate por un color más sufrido o por otro más vistoso o ‘sucio’. No es lo mismo comprar un coche para el trabajo, para lo que estará recibiendo suciedad y posibles roces constantemente, que obtenerlo para salir a pasear los domingo y tenerlo en la cochera entre semana, por lo que un color fuerte puede ser una buena opción.

Precio: muchos concesionarios ofrecen colores metalizados preciosos, pero estos llevan un incremento en la tarifa. Si dispones de presupuesto y te gusta, no lo dudes.

Climatología: si vives en una zona en la que sale poco el sol o llueve mucho, el color puede ser un factor de seguridad. Un coche gris o de algún color apagado podría confundirse y no ser visible desde la distancia. Plantéate este hecho.

Para terminar, solo queda señalar que, la carrocería de tu vehículo es una de las principales partes de desgaste del coche. El sol, la suciedad, las lluvias y los roces harán que el color del coche vaya perdiendo sus cualidades iniciales. Si quieres recuperarlas, no dudes en ponerte en contacto con el taller de chapa y pintura de Grupo Cariño para una restauración de tu vehículo.

Abrir chat