errores en la mudanza
Compartir en
22/07/19

7 errores en la mudanza que jamás volverás a cometer

Una mudanza puede salir bien, mal, muy mal, súper mal o como para echarse a llorar. Si la desorganización o las prisas se han apoderado de ti en un único momento, los astros se alinearán para que toda la mudanza salga mal. Pero de los fallos se aprende, y hay errores en la mudanza que jamás volverás a cometer, o que, si los conoces, evitarás caer en ellos.

Si alguien te dice que una mudanza no es estresante, te está mintiendo. Es un proceso largo y que no está exento de errores en la mayoría de los casos. Para minimizar los posibles desastres en una mudanza – y que uno no acabe dándose calamonazos contra la pared-, no son pocos los que confían en la tranquilidad que aporta una empresa de mudanzas en Granada como Grupo Cariño.

Si no quieres que te ocurra como a los protagonistas del siguiente vídeo, mejor que tengas en cuenta estos 7 errores en la mudanza más comunes.

7 ERRORES EN LA MUDANZA QUE PUEDES EVITAR

  1. No fijar los cajones y puertas de los armarios y aparadores

Y, de pronto, sin verlo venir, se abren. El impacto contra la pared daña el lacado de tu mueble favorito. Te lo acabas de cargar en menos de dos segundos, y todo por no haber fijado bien todo o que pueda abrirse o soltarse en un mueble.

En Grupo Cariño llevamos más de 50 años prestando servicio de mudanzas y no dejamos mueble sin la protección necesaria antes de iniciar cualquier traslado.

  1. Aprovecha la mudanza para deshacerte de lo innecesario

¿Todo lo que tienes en casa lo vas a necesitar en la nueva? Antes de liarte la manta a la cabeza y guardar todo en cajas, párate a pensar en qué enseres quieres que viajen contigo a tu nuevo destino. La colección de cassettes que llevas sin escuchar desde 1989; ese jarrón que te regalaron que que aún no sabes por qué sigue en tu vida; esa cafetera rota que está ocupando espacio en la cocina; aquel cuadro horrendo que escondes en el canapé de la cama… Por no hablar de los kilos de ropa que has guardado durante años bajo la premisa de un “por si…”

No te estamos aconsejando que metas todo en una bolsa que acabe en la basura. Lo ideal es que te replantees donarlo o regalarlo. Deshacerte de lo innecesario simplificará tu mudanza y tu nuevo hogar lucirá más despejado.

  1. No hacer una buena limpieza previa

Si es posible, mucho antes de poner los pies en tu nueva casa, haz acopio de productos de limpieza y deja todo como los chorros del oro antes de iniciar el traslado. Es una operación sencilla: cuantas menos cosas haya por medio, menos tardarás en limpiar todos los rincones de tu nueva vivienda. Si quieres hacerlo en tiempo récord, no te pierdas estos consejos de cómo limpiar la casa antes de mudarse que ya contamos en nuestro blog.

  1. No vaciar la nevera y el congelador

Si vas a mudarte próximamente, dile adiós al supermercado y empieza a tirar de las latas que tienes en la despensa y de los alimentos que hay en tu nevera y frigorífico. Empieza por los que hay en el congelador. Ve consumiendo los tuppers de lentejas porque no está la vida como para tirar comida. Ponte el gorro de chef porque te va a tocar crear menús originales para dar salida a todo lo que tienes en el frigo antes del traslado. Recuerda que, al menos, el congelador se debe desconectar dos días antes del día ‘D’ de la mudanza para que de tiempo a que se descongele y poder limpiarlo sin que se te quede el trapo pegado a la escarcha.

  1. Olvida pedir los permisos al ayuntamiento

De este punto te puedes olvidar si has contratado una empresa de mudanzas eficaz porque ellos se encargarán de tramitar todos los permisos necesarios para una mudanza.

Calles restringidas al tráfico, aparcamiento limitado para camiones, grúas… El consistorio de la localidad tiene que darte los permisos oportunos para no encontrarte con sorpresas de última hora. No dejes este trámite para lo último si te vas a encargar tú de la mudanza.

  1. No marcar las cajas

¡Ya han llegado las cajas a tu nuevo hogar!  Ya las tienes todas apiladas en el salón y toca colocarlas. Por las prisas, olvidaste marcar qué contenido tiene cada una de ellas o a qué estancia va destinada y ahora te toca abrir una por una para ver el tesoro que hay dentro.

No marcas las cajas es uno de los errores en la mudanzas más extendidos que cuesta muy poco no cometerlos. Con escribir “cuarto principal” en el cartón estarás ahorrando tiempo porque las cajas irán directamente a la estancia a las que pertenecen y evitarás dar paseos innecesario como un pollo sin cabeza cargado de cosas.

  1. Cargar demasiado las cajas

Este consejo es de 1º de mudanzas, pero no está mal recordarlo de vez en cuando. Si estás pensando en guardar toda tu colección de libros en una sola caja para tenerlos todos juntitos, ya has cometido un nuevo error en tu mudanza. ¿Cuánto crees que pesan 50 libros juntos? Seguro que más de lo que pensaste, si es que caíste en eso. Vamos a intentar que no acabes en urgencias por una lumbalgia o evitar unas cuantas sesiones de fisio a los operarios profesionales.

Con un poco de organización, mente fría y avisado de estos típicos errores en la mudanza, seguro que la tuya puede convertirse en reto superado sin mucho sufrimiento.

Pero si de verdad quieres que el traslado de tus pertenencias no te suponga ningún quebradero de cabeza, contrata tu mudanza con Grupo Cariño. ¿Necesitas presupuesto? Aquí puedes solicitarlo.

Abrir chat