Compartir en
11/02/14

Si hay una grúa, hay una solución

Hoy os vamos a hablar en nuestro blog de las posibilidades de las grúas ante cualquier problema en carretera o fuera de ella. Gracias a la gran cantidad de caballos de potencia con las que cuentan estos vehículos, se puede levantar y mover prácticamente todo.

Ejemplos hay varios, desde camiones que han volcado por un puente y han sido devueltos a la carretera hasta trenes y barcos envueltos en una catástrofe que finalmente han sido movidos por grúas. No hay que despreciar la potencia de una grúa, pero siempre hay que tener ciertas precauciones antes de elegir una grúa para que nos asista.

Precauciones a la hora de elegir una grúa

  • Que sea de la zona. Si queremos que la grúa nos recoja lo antes posible, lo mejor es llamar a una empresa de la zona pues conocerá perfectamente la situación.
  • Que tenga una gran flota de vehículos. Sobre todo cuando las condiciones meteorológicas no son buenas, es recomendable llamar a una empresa con varias grúas pues estos días suelen estar desbordadas y si tienen pocos vehículos nos tocará esperar bastante hasta que llegan.

Con estas dos precauciones nos aseguraremos que seremos atendidos lo antes posible. Sobre todo cuando estamos en autovía se corre bastante riesgo cuando se está aparcado en el arcén. Este tiempo se debe reducir al máximo y contar con una grúa que te asista rápidamente puede ser casi vital.

Desde Grupo Cariño contamos con una gran flota de grúas a tu disposición para atenderte al instante y poder solucionar tu avería lo antes posible. A parte de nuestras grúas habituales, también contamos con unas específicas para aquellos vehículos que necesitan ciertos servicios extras debido a su excesivo peso o a las circunstancias del accidente.

Abrir chat
Powered by