Compartir en
24/07/15

Qué hacer después de una mudanza

organizar-mudanza

Muchos piensan que, una vez que se hace la mudanza, que ya tienes todo puesto en la nueva casa, se ha terminado el jaleo y el estrés que supone el cambiar de hogar, o de oficina. Sin embargo, hemos de decirte que aún quedan algunas cosas a las que has de prestarle especial atención para que no se conviertan en errores.

Después de una mudanza…

Cuando terminas de mudarte, cuando ya tienes todo en su sitio y te asientas en tu nuevo hogar, has de tener presente lo siguiente:

  • Debes comunicar tu cambio de domicilio. No sólo has de hacerlo a los familiares, también debes hacerlo a los vecinos y conocidos, a las empresas y clubs deportivos… En definitiva, a toda la persona que deba interesarle.

  • También es bueno que vayas a actualizar los datos de empadronamiento para que refleje exactamente el lugar donde resides. Esto es importante porque es posible que, si te has ido a otra zona, deben conocer tu estado y dónde vives para que te reconozcan como miembro de ese lugar.

  • Igualmente, los cambios en los contratos de suministro, las cuentas bancarias, suscripciones a revistas, etc. es importante (diríamos que mucho) porque necesitarás que todo tenga el nuevo domicilio y que el servicio te lo den en ese lugar, no que te cobren por el anterior.

  • En correos, puedes hacer que, todas las cartas que te lleguen al domicilio anterior, sean reexpedidas al nuevo. Es posible que te cobren alguna tarifa pero, en ocasiones, es bueno hacerlo, sobre todo si te has ido muy lejos y no puedes pasar a recoger las cartas por ti mismo.

Como ves, sólo cuando hagas eso podrás decir que la mudanza ha terminado y sentirte satisfecho porque, en principio, todo habrá sido planificado y no tiene por qué haber ningún problema ni antes, ni durante ni después de la mudanza.

Abrir chat
Powered by