Compartir en
24/06/14

Objetos que no debes incluir en tu mudanza

existen una serie de objetos que, por sus condiciones, es mejor no incluirlos en la misma. Hablamos de aquellos objetos que pueden ocasionar problemas o desperfectos en el resto de enseres, así como aquellos que suponen una carga excesiva o aquellos que pueden suponer un cierto riesgo. productos_limpieza Existen muchos ejemplos de objetos que no deberían ser incluidos en la mudanza. Veamos algunos ejemplos:

  • Aerosoles: este tipo de productos es más conveniente dejarlos en la nueva vivienda, puesto que son productos altamente inflamables que pueden traer consecuencias nefastas a la mudanza.
  • Bombona de gas butano: al igual que los aerosoles, la bombona de butano supone un riesgo innecesario en cualquier mudanza. Eso por no hablar del peso de la bombona; un peso que puede ser evitado, puesto que puedes comprar una nueva bombona en cualquier momento.
  • Productos de limpieza: los productos de limpieza también es recomendable excluirlos de la mudanza. Con ello evitas el riesgo de este tipo de productos, que son altamente inflamables, además del riesgo de que estos líquidos se derramen y ocasionen desperfectos en otros objetos.
  • Productos perecederos: la comida perecedera no es una buena compañera de viaje, principalmente por que la mayoría de estos productos deben estar conservados en un lugar frío, algo que no sucede en la mudanza. Por ello, los alimentos en una mudanza pueden degradarse, generando mal olor y convirtiéndose en comida en mal estado no apta para su consumo.
Estos son solo algunos ejemplos de objetos que es mejor no incluir en una mudanza. Lógicamente existen más de estos objetos, pero en cualquier caso siempre es importante comprobar cuales de ellos pueden ser inflamables, explosivos o pueden entrañar un riesgo para la empresa de mudanzas o para el resto de objetos.]]>

Abrir chat
Powered by