Compartir en
21/01/14

El primer contacto con la grúa, ¡fundamental!

Hoy vamos a hablar de un tema importante, sobre todo si tenemos un accidente en carretera y tenemos que solicitar la ayuda de una grúa. En este artículo hablaremos de esa primera comunicación con los empleados de la grúa, fundamental para que nos localicen cuanto antes y no seamos un peligro en la carretera.

Antes de ponerte en contacto con la grúa, es importante que dejes el coche en el lugar más seguro posible. Si no hay otra opción que dejarlo en el arcén intenta que no sea en un cambio de rasante y que esté lo más pegado al lateral posible. Por supuesto no te olvides de poner los triángulos ni de ponerte el chaleco reflectante para que todos los conductores sepan de tu avería.

Una vez que tu seguridad está totalmente controlada, es hora de llamar a la grúa. Lo mejor es llamar una grúa de la zona, pues será quien mejor conoce la carretera y de esta forma te encontrarán antes. Cuando llamas a la grúa tienes que intentar fijarte en algún punto para comunicárselo y que te encuentren a partir de ese punto de referencia. Si estás en una autovía no tendrás problemas pues cada pocos metros hay una señal de punto kilométrico, si estás en carreteras secundarias tal vez tengas que indicar algo del exterior como una casa o alguna zona con peculiaridades que permitan a la grúa encontrarte.

Tras la llamada a la grúa lo mejor que puedes hacer es meterte dentro del coche y esperar a que vengan a asistirte. Asegúrate siempre que el servicio de grúas que contrates sea siempre profesional y te aseguran el mejor trato para tu vehículo. En Grupo Cariño apostamos por este trato excelente para los vehículos y para los clientes pues sabemos que un accidente o avería en carretera es algo desagradable y que nadie quiere pasar.

Abrir chat
Powered by