Cómo comprar un coche de segunda mano en el extranjero y que llegue a casa lo antes posible sin meter la pata
Compartir en
26/12/19

Cómo comprar un coche de segunda mano en el extranjero y que llegue a casa lo antes posible sin meter la pata

Tu coche está a punto de acabar su vida útil. Además, es ya antiguo y quieres adquirir uno más moderno, de gama media alta, con tope de extras, gran cilindrada y bastantes caballos… eso en España cuesta un dinero y no sabes si podrías llegar. Pero piensas que un segunda mano en otro país puede estar de lujo. La cuestión es: Cómo comprar un coche de segunda mano en el extranjero y que llegue a casa lo antes posible sin meter la pata .

Uno de los países con mayor tradición en este sentido es Alemania. Grandes marcas como Audi, Mercedes o BMW son originarias de allí, por lo que su coste es menor, especialmente en el mercado de segunda mano.

La única objeción es que no tienes ni idea de por dónde empezar. Conoces a gente que ha hecho esta transacción, pero necesitas más información para asegurarte y terminar de convencerte.

Aquí puedes encontrar la solución a alguno de tus problemas. Con estos pequeños consejos te quedarán las cosas más claras y podrás decidirte a salir al extranjero a por tu nuevo vehículo.

CÓMO COMPRAR UN COCHE DE SEGUNDA MANO EN EL EXTRANJERO Y QUE LLEGUE A CASA LO ANTES POSIBLE SIN METER LA PATA

A la hora de decidirte a comprar un coche, tanto en España como en el extranjero, hay una serie de cuestiones a tener en cuenta. Algunas pueden sonarte a perogrulladas, pero es mejor tenerlas en cuentas a darlas por supuesto.

Precio y presupuesto

Sí, parece una obviedad, pero es muy necesario calcular bien el presupuesto. Al precio que quieras gastarte en el coche debes sumar el de tu desplazamiento, si es que vas a viajar, o el de la importación.

Por mucho que te duela, tu futuro vehículo no viaja solo. El desplazamiento hay que cubrirlo, bien seas tú o conductor, bien contrates a alguien que te lo traiga.

Haz bien las cuentas. Que no salga más caro el collar que el perro. Mal negocio sería ahorrarse 500€ en el coche y que el viaje te salga por 600€.

Qué tipo de coche quieres

Vas a ir a un lugar donde el mercado de segunda mano es muy extenso. Verás miles de coches. Si no tienes claro cuál quieres, puede que estés perdido. El tiempo es oro y divagar en función del vehículo puede salirte caro.

Lo mejor para ello es que tengas claros una serie de aspectos:

-Marca y modelo del vehículo: cierra el intervalo al máximo posible. Puede que te decantes por varios modelos. Ten claro cuáles te gustan y no hagas la búsqueda muy amplia.

-Diésel, Gasolina o híbrido.

Cambio automático o manual.

Equipamiento: debes asegurarte qué quieres en tu coche de serie, qué extras buscas, el número de plazas…

Buscar un coche en el extranjero

Sin duda, a día de hoy, la manera más eficaz, rápida y fácil de buscar coche en el extranjero es a través de internet.

Existen páginas especializadas que te muestran los vehículos disponibles, tanto si es una empresa como si es un particular.

Mucho cuidado si te decides por tratar con un particular. Asegúrate que no sea una estafa. Desconfía de los chollos: los precios demasiado bajos suelen esconder a algún timador.

Intenta conseguir el mayor número de fotografías posible y la dirección y el teléfono del vendedor. Trata directamente con él y pasa de intercambio de mail y de respuestas genéricas o automáticas.

Revisar bien el vehículo

Puede que hayas pensado en comprar por “catálogo” y fiarte de lo que te venden. Puede que todo vaya bien y sea exactamente lo que ves, pero lo mejor es probar el coche.

Además del estado (carrocería, neumáticos, frenos, suspensión, interior…), es muy importante asegurarte de que toda la documentación está en regla.

Pagar

Sí, hay que pagar. El momento menos agradecido y más conflictivo, porque siempre puede surgir desconfianza en este paso. Puede pagar en metálico o mediante transferencia.

El caso de la transferencia es más seguro, siempre deja una huella. La Transferencia Swift ofrece bastante seguridad, muy utilizada en el caso de pagos y cobros internacionales.

Debes tener en cuenta también que, en el caso de un vehículo de segunda mano, tendrás que pagar el Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), aproximadamente el 4%.

Por su puesto, es de suma importancia que todo quede atado con un contrato de compraventa o, como poco, una factura oficial. En caso de reclamaciones, necesitas un respaldo legal.

El traslado

Si has decidido traerlo por carretera, conducirlo hasta España, debes solicitar en el organismo de tráfico correspondiente una matrícula que te permita circular. Esto es el equivalente en España de la matrícula verde.

Si no haces esta gestión, no podrás asegurar el vehículo e irás conduciendo de manera ilegal. Por otra parte, debes cerciorarte de que el seguro te cubre en todas las situaciones y en todos los países por los que vayas a circular.

Si, por el contrario, ha decidido que trasladen tu vehículo, te evitarás muchos trámites y posibles situaciones de incertidumbre. Para ello, lo más sencillo es ponerse en contacto con una empresa que disponga de servicio de transporte de vehículos. Qué mejor que transportar tu vehículo con Cariño.

Tu coche en España

Una vez que tu coche esté en España, ya solo tendrás que ponerlo al día con todos los permisos y trámites habituales en el país:

-Certificado de Conformidad Europeo (COC): debes traerlo desde el país de origen.

-ITV: no puedes pasarla sin la Ficha Técnica del vehículo.

-Impuesto de matriculación.

-Impuesto de circulación.

-Conseguir las placas de matriculación definitivas.

Seguro definitivo.

Cómo comprar un coche de segunda mano en el extranjero y que llegue a casa lo antes posible sin meter la pata

Después de estas pequeñas nociones, seguro que te han quedado las cosas más claras. Ya sabes cómo comprar un coche de segunda mano en el extranjero y que llegue a casa lo antes posible sin meter la pata .

Abrir chat