Compartir en
10/06/15

Beneficios de mudarse a una casa más pequeña

Son muchas las personas que, cuando han de mudarse de casa, lo hacen a una casa más pequeña, en lugar de a una más grande, por ejemplo porque se van a otra ciudad o a un pueblo, o porque no pueden permitirse esa casa grande y tienen que buscar algo más asequible.

Sin embargo, lo que no muchos se dan cuenta es que mudarse a una casa más pequeña puede tener muchos beneficios; no es, ni mucho menos, una pérdida sino que hay que ver las cosas siempre de forma positiva.

Lo bueno de mudarse a una casa más pequeña

Cuando se cambia de casa, no es bueno asimilar que se pasa de una grande a una pequeña. Te puedes sentir más encerrado, como si las paredes se hicieran más y más pequeñas, pero no es así, y te decimos en lo que te debes fijar:

  • Vas a ahorrar en las facturas. No vas a pagar lo mismo en esa nueva casa que en la anterior. La luz, el agua, la calefacción, todo eso bajará considerablemente con lo que estarás ahorrando para poder hacer otras cosas. A lo mejor hasta lo que es aire acondicionado o calefacción ni lo necesitas mucho tiempo porque, al ser pequeña, mantendrá el calor mucho más tiempo.

  • La familia. Al vivir en una casa más grande cada uno está en un sitio lo que provoca que apenas os veáis. En cambio, con una casa más pequeña, quieras o no, los vas a ver, ayudando así a formar hilos entre ellos y consiguiendo conocer más a la otra persona.

  • Podrás tener una mejor limpieza porque no dedicarás horas y horas en mantener la casa limpia, además, vas a tener que decorar menos y podrás ahorrar más.

  • No tendrás que tener en casa cosas que son inservibles, que no te valen para nada porque ni las usas. Es decir, te volverás práctica en ese sentido. ¿No crees que eso es bueno?

Abrir chat