Compartir en
05/08/16

Tras la mudanza pueden quedar cosas por hacer

Las mudanzas pueden resultar agotadoras, de eso estamos seguros, pero en realidad una vez estamos bien instalados siempre nos alegramos de haber sido capaces de hacer ese cambio para mejorar nuestro día a día. Lo cierto es que en muchas ocasiones pensamos que el proceso de la mudanza puede no acabar nunca, pero lo que no sabemos en realidad es que con el traslado no todas las tareas de la mudanza en sí las hemos terminado. Hoy os vamos a contar qué no se os puede olvidar cuando hayáis terminado con el traslado de vuestra mudanza. En Grupo Cariño conocemos cuáles son estos detalles que harán que desde el primer momento te puedas sentir como en casa en tu nuevo hogar.

mudanzas economicas distrito federal

Por supuesto el desempaquetar es una de las tareas que te espera tras realizar el traslado de vuestra mudanza. Sacar de las cajas todos tus enseres y recolocarlos en tu nueva casa o montar los muebles, además de decorar son cosas que deberás de hacer para estar realmente instalado en tu nuevo hogar. Pero además, hay otro tipo de detalles, no relacionados con tus muebles sino más bien con tu nuevo domicilio que debes hacer lo más pronto posible. Por ejemplo, debes de comunicar tu cambio de domicilio y actualizar los datos de tu empadronamiento, es lógico si ahora vives en otra calle actualices esa información y se la hagas saber no solo a familiares, amigos o conocidos, sino también a tu propio ayuntamiento como buen vecino de esa ciudad.

Además, has de recordar cambiar la dirección de las facturas y suministros, porque aunque estemos en la era de las comunicaciones por internet, en muchas ocasiones las empresas de telefonía móvil o simplemente el banco se comunican con nosotros por correo postal y seguir informado de tus gastos. Una vez que tengas todo esto bajo control solo tendrás que disfrutar de tu nuevo vecindario y descubrir cómo tras una mudanza perfecta los trámites “postales” son prácticamente pan comido.

Abrir chat
Powered by