Compartir en
01/05/19

Trabajo en equipo: 5 estrategias para conseguir éxito gracias al capital humano de tu empresa

“Solos podemos hacer muy poco; unidos podemos hacer mucho”

¿Cuál es el éxito de un negocio? Además de las buenas ideas y de las estrategias de venta, el capital humano juega un papel fundamental en el presente y futuro de cualquier empresa. Eso es algo que en Grupo Cariño nunca hemos pasado por alto. Más de 50 años de experiencia en el sector de las mudanzas solo se consigue con una visión en la que el trabajo en equipo tiene el papel protagonista.

En cualquier organización, el trabajo en equipo es la base, y sobre ella se vertebra todo. Cada empleado tiene que aportar su granito de arena para la consecución de los objetivos. Sin embargo, más empleados no siempre es sinónimo de más éxito. Un equipo mal organizado y desmotivado puede llegar a conseguir resultados por debajo de lo que individualmente podrían alcanzar.

Plantear estrategias para trabajar en equipo y aumentar la productividad requiere tiempo y compromiso por parte de todos, pero, sin duda, los resultados merecerán la pena. ¿Quieres conocer las estrategias para un buen trabajo en equipo? Os vamos a contar algunas de las que día tras día ponemos en práctica en la gran familia de Grupo Cariño.

La comunicación, la base del trabajo en equipo

Una comunicación fluida no puede faltar en cualquier entorno de trabajo. Contar con protocolos de comunicación establecidos ayudará a que no se pierda información y a que todos los empleados se sientan integrados e informados.

Las personas que saben trabajar en equipo son gente interesada en conocer los argumentos de los otros y reconocen el valor de discutir sobre distintas ideas que produzcan beneficio. Y esa cultura hay que trasladarla al conjunto de empleados.  Nadie tiene que imponer ideas sino enriquecerlas con aportaciones de todos los miembros.

Hoy día, hay un sin fin de herramientas de comunicación, aunque nunca hay que perder de vista la urgencia de la comunicación y el respeto a los horarios de cada trabajador.

El email, un chat privado, Skype o llamadas telefónicas, son algunas de las opciones que se pueden plantear como canales de comunicación. Lo más importante es que todos los miembros del equipo sepan en cada momento qué canal de comunicación han de utilizar y a quién se han de dirigir para que la comunicación sea efectiva.

Promueve un ambiente de colaboración y genera confianza

El equipo debe verse como un todo. Aunque en la mayoría de empresas hay jerarquías, y es conveniente dejar claras las responsabilidades de cada empleado dentro del equipo, hay que dejar al lado los protagonismos y pensar y actuar en pro de unos objetivos reales.

Como líder es importante también aprender a delegar y confiar en el trabajo de tu equipo.

Usa herramientas de gestión de tareas para optimizar el tiempo

El trabajo en equipo no se puede entender sin una buena organización. Por suerte, hay un amplio abanico de herramientas de gestión de tareas que sirven para optimizar el trabajo y visualizar los rendimientos, además de organizar grupos de trabajo.  Algunas podrían ser Google Drive, Dropbox, Hootsuite, Asana, Trello o OpenPojet…

Si aún no tienes una herramienta de este tipo y estás pensando en implantarla, acuérdate de consultar a todo el equipo que, al fin y al cabo, son los empleados quienes las usarán y ellos, mejor que nadie, podrán decirte qué necesitan para ser más productivos.

Promueve objetivos comunes y sentido de permanencia

Si antes hemos mencionado que cada empleado debe tener sus propios objetivos, no podemos pasar por alto que fijar objetivos comunes es otra de las estrategias con éxito del trabajo en equipo.

Aunque la comunicación y unos objetivos compartidos consigue que los empleados sientan ese sentido de pertenencia, hay que saber generar ese equilibrio y unión entre los trabajadores.

Crear una cultura de empresa en positivo es algo que puede mejorar mucho la relación personal entre el equipo. Y está demostrado: un buen ambiente de trabajo mejora la productividad.  

Valora a tus trabajadores y sus cualidades

Si conocemos a nuestro equipo e identificamos de inmediato sus actitudes y aptitudes conseguiremos mejores resultados. Esta es una de las estrategias clave para el trabajo en equipo porque redunda en la productividad y en la satisfacción laboral de los empleados.

Celebra los resultados

En muchas empresas es común establecer comunicación directa con los empleados solo cuando algo ha ido mal. Los errores hay que identificarlos, analizarlos y depurar responsabilidades para que no vuelvan a ocurrir, pero también hay que reconocer el trabajo bien hecho.  Cuando llega la ocasión, el éxito, hay que celebrarlo. Hay que reconocer la labor de las personas implicadas, pero hacer partícipe a todo el equipo de este triunfo porque lo motivará para trabajar en esa senda y con más ganas.

Como habrás podido comprobar, el capital humano es el motor de cualquier empresa.  Si tu negocio quiere seguir a flote, no puede renunciar a contar con personas comprometidas con su trabajo y motivadas para alcanzar los objetivos.  En Grupo Cariño somos unos afortunados porque contamos día a día con personas involucradas al cien por cien con nuestros objetivos enfocados a la satisfacción de nuestros clientes: puntualidad, calidad, eficacia y seguridad.

Así que sirva este artículo como un pequeño guiño a todos y cada uno de nuestros empleados. ¡Gracias por tanto!

Abrir chat
Powered by