Compartir en
22/10/18

Servicio de guardamuebles, el ‘salvavidas’ para mudanzas y reformas

¿Te estás mudando y necesitas un depósito para guardar tus muebles ? ¿Vas a reformar tu casa y no sabes cómo protegerlos para que la obra no los dañe? La mejor solución es acudir a una empresa que cuente con un servicio de guardamuebles.

¿No sabes de lo que estamos hablando? Quédate a leer este nuevo artículo de Grupo Cariño en el que te contamos qué es un servicio de guardamuebles, cuándo los puedes necesitar y cómo puedes resolver problemas de espacio en casa en un santiamén.

Digamos que los guardamuebles son módulos de diferentes tamaños que puedes alquilar durante el tiempo que necesites para guardar muebles y enseres. Podrás guardar provisionalmente cualquier tipo de objeto, salvo algunos supuestos lógicos como animales, plantas, productos perecederos o inflamables.

Llegados a este punto quizás te preguntes qué diferencia hay entre usar un guardamuebles o almacenar tus cosas en un trastero. Bastantes.

Por lo general, estos compartimientos donde se pueden guardar los enseres de forma individual se ubican en naves perfectamente acondicionadas, que incluyen sistemas de vigilancia 24 horas, como es el caso del servicio de guardamuebles de Grupo Cariño, donde tus pertenencias quedan custodiadas con total seguridad. Puedes estar tranquilo ante robos, algo que en un trastero común podría pasar.

Los guardamuebles pueden ser de varios tamaños y el precio se adecuará al espacio que necesites para que quepan tus pertenencias. Podrás usar el espacio que necesites sin pagar por más.

Otra de las ventajas de contratar el servicio de guardamuebles a una empresa de mudanzas como Grupo Cariño es la protección que blindamos a tus pertenencias. Usamos materiales especiales para proteger los muebles. Así evitamos que la humedad les afecte o que se ensucien.

Servicio de guardamuebles, ¿cuándo puedes necesitarlo?

En ocasiones, cuando procedemos a la venta de nuestra casa para comprar o alquilar otra vivienda, ambas operaciones no coinciden en el tiempo. Vender nuestra casa antes de adquirir la nueva es algo que pasa con frecuencia. Y, si eso pasa, ¿dónde metemos todos los muebles? Sin duda, en un guardamuebles. Es la mejor forma de que estén protegidos y no corran ningún riesgo.

También puede ocurrir que la casa a la que te mudas sea más pequeña que la anterior o que ya venga amueblada y te guste su estilo. Los muebles que tú tenías no tienen cabida en tu nuevo hogar, pero te niegas a desprenderte de ellos por cariño o porque crees que en futuro los necesitarás. Para este supuesto también es recomendable utilizar un servicio de guardamuebles.

Cuando tienes entre manos una reforma engorrosa en tu vivienda, lo mejor es quitar de en medio los muebles que estorben. Te asegurarás que no se sufran daños colaterales de la obra y facilitarás el trabajo a los obreros.

El servicio de guardamuebles también es útil cuando tienes que mudarte al extranjero por un breve período de tiempo y no quieres llevar los muebles contigo.

En Grupo Cariño alquilamos guardamuebles de distintos tamaños, desde 10 m3 hasta 60 m3, por el periodo que necesites.  En el caso de que los objetos o muebles que quieras guardar excedan la capacidad de un contenedor, no te preocupes, pondremos a su disposición los que necesites con máximas garantías de conservación.

Si además del servicio de guardamuebles del Grupo Cariño necesitas ayuda en tu mudanza, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Abrir chat