Compartir en
15/07/16

¡No te olvides del embalaje!

Cuando nos proponemos a iniciar la planificación de una mudanza, todos los detalles son importantes para que todo salga perfecto. En este sentido hay ciertas partes de la mudanza que podemos dejar que se desarrollen de manera más espontanea que otras, ahora bien, en el caso del embalaje nuestro consejo desde Grupo Cariño es que prestes especial atención a cómo lo prepararás y con qué.

Una de las claves de las mudanzas sin duda es el embalaje porque será algo a lo que hayamos de dedicar tiempo tanto en la casa que dejamos como en el trayecto hacia nuestro nuevo hogar. El embalaje se posiciona como aquella parte en nuestra mudanza que cobra vital importancia en el pre, durante y post mudanza.

mudanzas

Te podrás estar preguntando, pero ¿de verdad hay que considerar qué embalaje utilizaré en mi mudanza? Hay gente que piensa que todos los embalajes son iguales, es decir, que todos nuestros muebles y enseres se pueden embalar de la misma manera. Pues se equivocan, en realidad cada tipo de mueble tiene su embalaje característico. Por ejemplo, en el caso de los muebles pesados o antiguos se suele recomendar la utilización de mantas porque además de cubrirlos, en un momento dado ayudarán a su transporte y a su deslizamiento por el suelo sin tener miedo de dañarlos.

Por su parte, el embalaje típico en todas las mudanzas son las cajas de cartón. Desde Grupo Cariño y debido a la experiencia que tenemos en el ámbito de las mudanzas, te recomendamos no cargar en exceso las cajas que vayas a transportar con tus enseres, ya que en un momento dado podrán romperse por la base y causar desperfectos en el contenido de estas. Para evitar esa rotura por la base, además de no cargarlas demasiado, te recomendamos reforzarlas por la base con cinta aislante tanto por el centro como por las esquinas. Y si lo que te dispones a trasladar son cosas de cristal o jarrones, no te olvides del papel de burbuja.

Abrir chat
Powered by