Compartir en
09/11/15

¡Mi calefacción en el coche huele mal!

En estos días pasamos de utilizar el aire acondicionado a utilizar la calefacción en nuestro coche. Seguramente os ha ocurrido que al encender la calefacción del coche, esta desprende un olor poco agradable. En ocasiones lo achacamos al poco uso de los conductos de ventilación de nuestro coche, pero ¿sabéis de dónde viene?

El sistema de aire acondicionado de nuestro coche es el responsable de este olor, puesto que una acumulación de polvo tras el verano, que mezclado con las lluvias del otoño y por tanto la humedad, provocan la aparición de ciertas bacterias. Esas bacterias son las que finalmente hacen que en el habitáculo de nuestro coche el aire sea irrespirable.

En el servicio integral del automóvil de Grupo Cariño, conocemos bien estos casos de malos olores. El calor de la calefacción es la causa por la que estas bacterias se adhieren a las canalizaciones de aire de tu coche. La pregunta es ¿cómo evitarlo?

Muchos de usuarios acuden a la opción más sencilla de comprar un simple ambientador de coche para las rejillas del aire acondicionado, pero realmente esa solución no es la más inteligente, puesto que no lucha contra el foco del problema, tan solo lo esconde.

Un consejo sencillo es intentar eliminar la humedad que haya podido ser acumulada en el sistema de aire. Antes de iniciar un viaje, enciende la calefacción de manera puntual, no durante un tiempo demasiado largo. Repite esta operación varias veces y conseguirás eliminar la humedad y limpiar de malos olores tu calefacción. Ahora bien, puede ocurrir que tu problema aún continúe. Lo mejor en estos casos es acudir a los especialistas y adquirir productos purificadores o desinfectadores de los conductos de aire.

Recuerda que  todo lo dicho anteriormente no tendrá sentido si no has cambiado de manera periódica los filtros del aire de tu coche, ya que ellos son los que mejor actúan evitando la acumulación de polvo.

Abrir chat