Compartir en
27/09/17

Los imprevistos con el coche también pueden surgir antes del viaje

En varias ocasiones hemos hablado de esos imprevistos que pueden surgir durante los viajes, cuando estando en la carretera tenemos un problema con el motor del coche o un reventón en la rueda y cuando pensamos en el servicio de grúas, todos pensamos que lo más normal sea que en esos momentos es cuando ha de venir a rescatarnos en medio de la carretera. Sin embargo, en la realidad podemos encontrarnos con un imprevisto con nuestro coche sin aún haber emprendido la marcha ¿os imagináis por qué?

¿Cuáles son las situaciones típicas en las que tenemos que llamar a una grúa y aún no hemos salido de viaje?

  • Fallo en la batería del coche. Aunque penséis que este tipo de cosas a los coches modernos nunca les pasa, es más usual de lo normal, porque cuando por ejemplo dejamos el coche estacionado en la calle durante las vacaciones, hace que la batería del coche se pueda resentir.
  • Pinchazo en la rueda. En ocasiones cuando la rueda está en caliente y circulando no pierde tanto aire como lo perdería si estuviese durante varios días parado el coche. De ahí que, al ir a emprender un viaje, puede ocurrir que encontremos una rueda más floja de lo normal o incluso pinchada.
  • Problemas con el motor. Los coches al estar parados también se pueden averiar, por lo que no tiene por qué no tenemos por qué esperar simplemente el calentamiento del motor como el único aviso de que a nuestro coche le ocurre algo, un problema en el arranque también puede ser indicativo de que algo no va bien en la mecánica de nuestro coche.

Si este problema de ha ocurrido ante de emprender la marcha, también puedes acudir a un servicio de grúas profesional como el de Grupo Cariño, porque, aunque el coche esté bien estacionado, no podrás moverlo para llevarlo al taller y solventar la avería, si no lo haces con una grúa.

Abrir chat