Compartir en
23/02/21

Guía rápida para preparar tu mudanza

¿Por dónde empiezo? ¿Y ahora cómo afronto todo este jaleo? ¿Qué no me puedo olvidar? Esas son las primeras dudas que vienen a nuestra mente cuando llega el momento de preparar la mudanza , bien sea por decisión propia o ajena. En estos momentos no podemos permitir que el caos nos venza y por eso desde Grupo Cariño hemos definido esta guía rápida para preparar tu mudanza. Con estos puntos e ideas conseguirás organizar tu mudanza de forma rápida, sencilla y eficaz.
¿Cuántas cosas tienes?

Lo primero que debes hacer a la hora de comenzar a preparar tu mudanza es ser consciente de cuántas cosas tienes o quieres trasladar. Haz una lista de muebles concretos, maletas disponibles o bultos aproximados. Todos sabemos que después, a la hora de la verdad, puede que salgan algunas cosas más inesperadas, así que sé generoso con la aproximación numérica que luego no te lleves una sorpresa a la hora de tasar el traslado en tiempo o espacio.

¿Qué cubre el seguro y qué no?

Antes de realizar la mudanza es importante saber qué desperfectos cubrirá el seguro y cuáles no durante el traslado de tus bienes, eso hará qué pongamos en perspectiva la importancia de realizar la mudanza con el mayor cuidado posible.

¿De qué espacio dispones?

Una vez que sabemos qué tenemos que trasladar debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿cabrá todo esto en el nuevo espacio? Revisa el espacio disponible y además de tomar las medidas necesarias, ¡toma también las decisiones necesarias! Deshazte de ese mueble que no cabe y que apenas usas, busca otro sitio donde colocarlo o incluso contrata un trastero para mantenerlo. Lo importante es que no traslademos cosas que después serán inútiles.

¿Cuántas cosas necesitas?

Una mudanza es siempre también un buen momento para valorar qué cosas ya no necesitamos o no queremos conservar. ¿Por que trasladar cosas que no nos hacen felices o nos sirven? Antes de hacer el traslado revisa tus cosas y decide cuáles te acompañarán en tu camino y cuáles llegaron hasta aquí y adiós. Puedes donarlo, venderlo o lo que estimes, ¡que no te sirva a ti no significa que no pueda hacer muy felices a otras personas que lo necesiten!

¿Un traslado en solitario o con ayuda?

Cuando sepas más o menos todo lo que trasladar podrás valorar si hacer una mudanza por tu cuenta, tirando de amigos o conocidos o bien acudiendo a los servicios de profesionales. Es importante tener muy en cuenta qué necesitamos y cómo podremos conseguirlo de la mejor forma. Muchas veces solo se tiene en cuenta el coste pero se olvida valorar el esfuerzo o el tiempo por lo que debemos ser realistas a la hora de valorar lo que necesitamos.

Busca y compara.

Es muy importante a la hora de realizar una mudanza estar seguros de con quién harás el traslado. Busca y compara servicios, disponibilidad, precios, etc para dar con la mejor solución para ti.

Reserva con tiempo.

Bien sea contratando los servicios de unos profesionales como Grupo Cario o bien sea por tu cuenta, reserva el día de la mudanza con tiempo para que te dé tiempo a tenerlo todo organizado. Las mudanzas “de un día para otro” no solo generan muchísimo estrés, sino que no ofrecen garantías de calidad y puede que sea un desastre.

Detecta lo importante y contrólalo.

Antes de emprender la mudanza detecta tus posesiones más importantes – que pueden ser desde papeles importantes a joyas de alto valor o incluso posesiones que sin mucho valor económico sean importantes para ti. Prepara esto lo mejor posible, con refuerzo en su seguridad, y si puedes llévalo directamente contigo durante el trayecto.

Comienza los procesos de cambio de dirección.

Unos días antes de la mudanza ya puedes comenzar a cambiar tu dirección de los sitios o espacios que requieran estar actualizados, como por ejemplo el seguro, el banco, las facturas de la luz, teléfono, agua, etc o las direcciones de las tiendas de compras online.

Abrir chat