Actualidad

Actualidad

primer restaurante pinchito
Compartir en
05/09/19

El primer restaurante del mundo: entre Madrid y París

Dado que en Grupo Cariño ofrecemos un servicio de restaurante ubicado junto al aeropuerto de Granada, nos preguntamos de dónde viene el nombre de ‘restaurante’ y cuál fue el primer restaurante del mundo.

La historia, muchas veces es caprichosa. En el caso de la restauración no iba a ser menos. No está del todo claro cuál fue el primer restaurante de la historia que abrió sus puertas, pero sí se conocen los dos que se disputan este honor. Uno está en Madrid y otro París.

Igualmente, también es sabido que uno de estos dos establecimientos fue el que legó el nombre de ‘restaurante’ para el resto de negocios que surgieron a raíz del mismo.

Si nos acogemos al libro Guinness de los Records, podemos constatar que el restaurante más antiguo del mundo se abrió en Madrid. Esto se conoce porque el mismo Goya trabajó en este lugar como fregantín.

El establecimiento en sí es el famoso Restaurante Botín, que fue abierto en 1725 en la calle Cuchilleros por Jean Botín, un cocinero francés que se afincó junto a su mujer en Madrid.

Sin embargo, la controversia radica en el nombre o denominación del establecimiento. Este restaurante fue abierto como posada u hostería y no tomaría el nombre del restaurante hasta que esto no se normalizara a partir de 1789, con la Revolución Francesa.

Aquí es donde entra el segundo en discordia y que, para muchos, es el primer restaurante, como tal, de la historia.

París vio nacer este establecimiento de la mano de Dossier Boulanger, quien comenzó a servir los caldos que preparaba, junto a otros platos de una carta muy completa, en la Rue Des Poulies.

En la fachada del local colgaba un cartel que rezaba el latinajo “veinte ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos”. Esto viene a decir “venid a mí, hombre de estómago cansado, y yo os restauraré”. Esta frase se convirtió en el emblema de la casa.

Este tipo de negocio proliferó con la liberación que trajo consigo la Revolución Francesa en 1789. La caída del absolutismo y de las familias nobles dejó a muchos cocineros sin trabajo.

Aquellos que no corrieron la misma suerte que los señores, pudieron montar su negocio, bien en París, bien en el exilio, y tomaron la denominación de restaurante, acuñada por Boulanger, basada en un local dedicado exclusivamente a dar comidas, en mesa individuales con la cubertería y mantelería adecuada para este fin.

Después de casi 300 años, Restaurante Airport Granada sigue ofreciendo grandes platos, tanto en el interior como en su terraza, donde la barbacoa es una de las estrellas, desde su fundación en 2004.