Compartir en
17/08/15

Consejos para mudanzas con ancianos

Consejos para mudanzas con ancianos

Las mudanzas son un cambio importante en la vida de uno. Afectan, no sólo físicamente, sino también a nivel psicológico ya que es empezar de cero en otro lugar. Muchas veces el echar de menos el anterior hogar es algo normal, lo cierto es que se recuerda por siempre aunque estés bien en tu nueva casa. Pero, para un anciano, puede ser aún más difícil.

Las mudanzas y los ancianos

Si la mudanza se realiza con personas ancianas, hay que tomarse las cosas con más calma. Es posible que esa persona haya vivido toda la vida en esa casa y le cueste dejar atrás parte de sus vivencias, incluso que entre en depresión porque para ellos es un gran cambio.

En general, ten en cuenta lo siguiente:

  • Ayuda. Las personas mayores tienden a tener cosas que, a lo mejor, ya no sirven pero que son un tesoro para ellos, algo de valor aunque no lo veas. Antes de tirarlo, sin más, pregúntale si quiere deshacerse de esa parte de su vida.

  • Intenta recordar dónde y cómo tenía todo en la casa porque es bueno que, en la nueva casa, lo coloques de manera similar. De esta forma vas a ayudarle a que sienta su nuevo hogar como el anterior.

  • Planifica la mudanza con más tiempo. Las personas mayores no pueden seguir el ritmo que llevas tú, además de que se estresan mucho más (les pasa como a los niños). Por eso, si puedes, empieza la mudanza antes para ir con más calma sin que afecte al día a día de nadie.

  • Dale su propio espacio. Muchos tienden a hacer ellos mismos el empaquetado de todos los enseres, sean de uno o no. Pero en el caso de las personas mayores, has de darle espacio para que sea esa persona quien lo haga. Es una transición, un cambio que han de vivir ellos.

Abrir chat
Powered by