Compartir en
03/07/19

Cómo trasladar los electrodomésticos en una mudanza

El traslado de electrodomésticos en una mudanza es una de las fases más complicadas y delicadas.

Por lo general, son aparatos pesados y de gran tamaño. También son delicados y cualquier golpe, por pequeño que sea, puede suponer que se estropeen y tengas que desembolsar un buen pico de dinero para su reparación si el seguro o la garantía no lo cubre. Son piezas frágiles que requieren un cuidado especial.

¿Sabes realmente cómo trasladar los electrodomésticos en una mudanza? Si estás a punto de hacer una mudanza y tienes que llevar contigo la lavadora, el frigorífico, el congelador, el microondas, etc., nuestra primera recomendación es que lo dejes en manos de una empresa de mudanzas en Granada con experiencia como Grupo Cariño para que tengas las tranquilidad de que tus electrodomésticos llegarán en perfecto estado a tu nuevo hogar.

No obstante, si quieres hacerlo tú mismo, te contamos en el post de hoy cómo proteger tus electrodomésticos en una mudanza.

Consejos para trasladar electrodomésticos en mudanzas¿Piensas mover tú sol@ la lavadora? No dudamos de tu complexión atlética o de tus bíceps de acero, pero no te lo recomendamos. Si deseas desplazar un electrodoméstico de tamaño medio o grande, nunca lo hagas solo. Busca la ayuda de amigos o familiares, incluso del vecino al que jamás has saludado si hace falta. Te resultará más sencillo y evitarás accidentes que pueden retrasar tus planes de mudanza. ¡No te arriesgues!

Los electrodomésticos que generen frío o hielo, tales como los frigoríficos o las neveras, hay que desconectarlos, al menos, dos días antes del traslado para que se descongelen. Y, por supuesto, sacar todos los alimentos de su interior.

Si te has preguntado cómo trasladar la lavadora en tu mudanza, hay una regla de oro: hay que drenar las mangueras antes de cualquier maniobra. De esta forma nos aseguramos que no contengan nada de líquido en su traslado. Lo mismo pasa con el lavavajillas o cualquier otro electrodomésticos que use agua.

Por otro lado, los electrodomésticos pequeños, como batidoras, tostadoras o cafeteras podemos introducirlos en cajas. Procura cubrir cada pieza con el material de embalaje adecuado. Evita cargar las cajas para que luego te sea más cómodo moverlas de un lado a otro. En este otro artículo de mudanzas Cariño ya te contamos cómo proteger aparatos delicados por si necesitas información extra.

¿Cómo preparar los electrodomésticos para el traslado?

Prepara el electrodoméstico con anticipación: en cualquier mudanza, la organización es la base y las prisas de última hora no son buenas

En primer lugar, desconecta el aparato del sistema de alimentación y agua. Pega el cable en la parte posterior y retira las piezas desmontables. Aprovecha esta ocasión para limpiar a fondo su interior y la parte trasera.

Proteja el electrodoméstico. Hay numerosos materiales que se usan para embalar en una mudanza. En este caso te recomendamos que uses plástico de burbujas y que asegures las puertas con cinta adhesiva para evitar que se abran.

Embala también los cables de alimentación y las bandejas extraíbles en plástico de burbujas. Coloque esos accesorios en cajas para un traslado más cómodo.

Las partes que no se pueda quitar, protégelas también con plástico de burbujas fijado con cinta adhesiva para que nada se mueva durante el transporte.

Proteja su exterior. Si es posible, use protectores de bordes de espuma de poliestireno para cubrir los bordes del electrodoméstico y envuelve el aparato en plástico de burbujas.

Con estos tres sencillos pasos, ya tienes los electrodomésticos preparados para la mudanza. Solo faltaría el traslado hasta tu nuevo piso o casa.

¿Quieres que te ayudemos en la parte más pesada de la mudanza? Grupo Cariño, empresa de mudanzas en Granada con una larga trayectoria, estamos a tu entera disposición para hacer fácil lo difícil y ayudarte con el traslado de tus electrodomésticos en la mudanza. Contacta ahora con nosotros para pedir presupuesto sin compromiso. ¡Te esperamos!

Abrir chat