Compartir en
19/10/15

Buena visibilidad en la carretera

Otoño es una estación lluviosa, por eso es muy importante prestar atención a la visibilidad en  nuestro coche a la hora de realizar una conducción segura con este tipo de inclemencias meteorológicas. La seguridad ha de primar siempre que cojamos nuestro automóvil.

Como decimos, si queremos mantener la seguridad, debemos prestar atención a nuestra visibilidad y de la mano de esta, van la limpieza de nuestro limpiaparabrisas. Es importante saber cómo limpiar las escobillas del limpiaparabrisas, para además conseguir mantenerlas en buen estado durante el mayor tiempo posible. Las condiciones en las que se encuentren nuestros limpiaparabrisas son muy importantes a la hora de conseguir una buena visibilidad ya que son las encargadas de la limpieza cuando llueve.

Buena visibilidad

Tras el verano, causas como los insectos o el polvo que no se ha eliminado con la lluvia pueden generar una necesidad de cambio de los parabrisas, pero no siempre es así. Ya que, limpiando a fondo las escobillas nos ahorraremos el coste de cambiarlas.

El proceso de limpieza de las escobillas de nuestro parabrisas, es sencillo. Utilizaremos una bayeta humedecida con un poco de alcohol, puesto que de esta manera conseguiremos retirar toda la suciedad acumulada y además se prolongará la vida útil de las gomas de nuestras escobillas. Ahora bien, la limpieza se recomienda ser realizada no solo cuando comience la temporada de lluvias, sino en periodos mensuales.

Además, es recomendable cambiar las gomas de las escobillas cuando observemos que están gastadas o incluso tras el verano, puesto que la exposición de estas al sol puede haber hecho que se endurezcan y pierdan gran parte de sus cualidades.

Otro truco a tener en cuenta es evitar que tu parabrisas se ensucie constantemente. Para ello, una solución eficaz, es asegurarte que el líquido limpiaparabrisas está relleno para ser el tándem perfecto con unas escobillas en condiciones óptimas.

Abrir chat
Powered by