Compartir en
03/04/19

7 trucos caseros de Grupo Cariño para mantener tu coche como nuevo

Seguro que más de una vez has recurrido a los consejos de la abuela para limpiar tu casa. ¿Quién no ha recurrido alguna vez al vinagre para limpiar el polvo o el suelo? ¿Y el bicarbonato para deshacerse de los restos de cal en las mamparas?

 

Generación tras generación, los alimentos y líquidos que tenemos en el hogar nos han salvado de más de un apuro para quitar manchas difíciles o para obtener prácticamente los mismos resultados que si empleáramos productos más tóxicos o más caros.

Estos trucos caseros también son aplicables mantener tu coche como nuevo. ¿Sabías que con un refresco de cola puedes dejar impolutas las llantas del vehículo? Si quieres aprender algunas fórmulas mágicas para limpiar el vehículo, quédate a leer esta nueva lista práctica que te ofrecemos desde Grupo Cariño.

  1. ¿Abolladuras en la chapa? ¡Usa un tubo desatascador!

Si tu coche ha sufrido algún golpe y no tienes tiempo o dinero para pasar por el taller, hay un artilugio que puede ser tu salvavidas: un desatascador. Humedece el borde de la ventosa, colócalo sobre la abolladura y haz presión. Quizá no obtengas un resultado profesional, pero tu coche recuperará la apariencia inicial.

  1. El refresco de cola, el amigo para las llantas

Los neumáticos son la parte del coche que más desgaste tiene y las llantas van perdiendo su brillo a los pocos kilómetros de rodaje. Si los mojas con agua, los dejas secar, rocías refresco de cola sobre ellos y frotas con un cepillo, verás que recuperar su “esplendor”.

  1. El paragolpes, negro como el betún

Con el paso del tiempo, el plástico que forma el paragolpes se desgasta por la acción del sol y la lluvia. Pero no te preocupes. Hay una forma sencilla de devolverle su aspecto inicial y no te costará más de un euro y un par de minutos de mano de obra. Usa una esponja con betún para limpiar zapatos, aplícala en varias pasadas sobre el paragolpes, ¡y listo!

  1. Retirar pegatinas viejas

Quizá necesites desprenderte de la pegatina que pusiste de “bebé a bordo” o alguna que pudo poner el dueño anterior. El calor es tu aliado en este caso, y no estar una hora rascando con las uñas. Coge un secador de pelo y tras un par de minutos aplicando calor sobre la pegatina verás cómo se desprende el adhesivo. Seguramente queden algunos restos, pero para eso también hay solución: pasa por la zona un paño empapado en vinagre o en aceite de oliva.

  1. Hielo Vs chicle

Un chicle adherido a la tapicería del coche puede ser un horror. Si te ocurre, no trates de despegarlo con los dedos porque el resultado será peor. Coge hielo y frótalo contra el chicle hasta que endurezca. Cuando esté listo, raspa la superficie con una espátula o con una tarjeta y verás lo fácil que es retirarlo.

  1. Patatas como limpiacristales

Hay muchas formas de limpiar las ventanas del coche, pero pocas con las que los cristales queden relucientes, además de repeler la humedad y evitar que se empañen. La cosa va de patatas. Prueba a cocer un par en agua, escúrrelas y echa un chorreón de vinagre.

Mezcla ambos ingredientes y aplícalos en los cristales del vehículo. Verás el resultado. Te sorprenderá. (Si no tienes tiempo para cocerla, simplemente córtala por la mitad y frótala con el cristal, y el almidón de la patata hará el resto).

Para las marcas de agua en los cristales del coche, enjuágalos y trata de secarlos con un periódico. A continuación, corta una cebolla por la mitad y pásala por los cristales. Termina el proceso limpiando con un paño húmedo.

  1. La carrocería como nueva

El alcohol, combinado con vaselina líquida, puede ser tu aliado para darle brillo a la carrocería, pero tienes que seguir tres pasos para que surja efecto: aplica la mezcla, lava el coche y remata la faena pasando un paño para el secado haciendo círculos.

 

Esperamos que estos trucos para limpiar el coche te sean de utilidad para hacer frente a esos pequeños desperfectos en momentos de apuro, pero recuerda que hay profesionales que conocen a la perfección las cualidades de los materiales de los vehículos y saben qué productos utilizar en cada caso para no dañarlos y conseguir el resultado óptimo. En Grupo Cariño contamos el servicio de taller de chapa y pintura para la reparación integral del automóvil, sustitución de lunas, servicio rápido de reparación y uso de pinturas al agua de alta calidad, entre otros servicios. ¡Te esperamos!

 

Abrir chat